Grupos De Consumo

¿Qué es consumir en ecológico?

Las verduras son de temporada. A menos que dispongan de un invernadero o que tengan contacto con productores de otras zonas de España, los productos frescos serán siempre de temporada. Está en nuestra mano aprender a consumir de otra manera, explorando recetas nuevas con los productos de los que disponemos según el momento del año.

Estamos condicionados por las inclemencias del tiempo. El productor planifica la huerta con cuatro o cinco meses de antelación, teniendo en cuenta las peticiones o los gustos de sus consumidores y el número de interesados. Aun así, no siempre podremos disponer de los productos que se nos ofrecen, ya que una granizada de última hora, una plaga inesperada o una demanda fuera de lo habitual de un producto puede hacer que éste escasee. Por eso a veces, aunque nos lo ofrezcan, finalmente no nos llegue.

Los productos no son bonitos y brillantes. Los productos de los supermercados y fruterías convencionales son tratados con químicos para embellecerlos y tener una apariencia que los haga apetitosos, pero su forma o belleza no tiene nada que ver con su sabor y sus propiedades nutricionales. Los productos ecológicos tienen la garantía de ser los más saludables y los más ricos en vitaminas y antioxidantes, ya que son recolectados en su punto exacto de maduración y no contienen los químicos que perjudican nuestra salud. Además, es posible que alguna vez nos lleguen verduras o frutas con algún insecto no deseado. Ésta será nuestra garantía de calidad. Si ellos lo comen, es porque los productos son saludables.

Lo ecológico es más caro. Sí es cierto que con respecto al mercado convencional, lo ecológico es más caro. Pero no debemos pensar que es así por un abuso de los productores en ecológico. Los márgenes de beneficio de los agricultores convencionales, presionados por las grandes cadenas de supermercados, son realmente escasos, obligando a muchos de ellos a vivir de subvenciones o a abandonar sus fincas por no salir rentables. Además, el uso de maquinaria y combustibles fósiles en la agricultura industrial (que abaratan los costes de todo lo que consumimos de una manera distorsionada), son otro de los factores por los que lo convencional sale más barato. Consumir en ecológico es asegurar que las personas que trabajan en el campo tengan condiciones de trabajo justas y dignas.

El consumo responsable solo funciona con un consumidor responsable. Estamos acostumbrados a un tipo de consumo muy cómodo e inmediato. El mundo en el que vivimos nos educa para que no nos preguntemos cuáles son las implicaciones que tiene este modo de actuar. Pero nuestra forma de consumo en ocasiones resulta irrespetuosa para los trabajadores del campo, para el planeta y para nosotros mismos sin que nos demos cuenta. Un pequeño esfuerzo inicial para cambiar nuestro modelo alimentario y de consumo, no solo nos beneficiará a nosotros a la larga sino a las generaciones futuras.

La fórmula de los grupos de consumo

Pertenecer a un grupo de consumo es apostar por un futuro para todos

Los grupos de consumo son la forma más ecológica y respetuosa con nosotros mismos, con aquellos que producen lo que comemos y con el medio ambiente. Implica un cambio en nuestro modelo de consumo, que hoy día está basado en la inmediatez y en el “lo quiero ahora y lo tengo ahora”, pero es la fórmula más sostenible a largo plazo y evita la comida desperdiciada. Son el contacto más directo con aquellos que producen nuestros alimentos, los conocemos, conocemos su forma de producir y por tanto, sabemos lo que comemos. Por tanto, perteneciendo a un grupo de consumo reducimos nuestra huella ecológica

Cómo funcionan nuestros grupos de consumo

Ofrecemos la posibilidad de que se pueda pedir “a la carta” (cesta abierta) aquello que desees (los productos son siempre de temporada), sin tener que ceñirnos a la fórmula clásica de “cesta cerrada”, en la que se consume aquello que el productor añade a la cesta según la semana sin que nosotros podamos intervenir en el contenido.

Además, preparamos el pedido por ti. Los miembros de nuestros grupos no tienen que turnarse para hacer las cestas de cada persona individualmente, sino que ese trabajo lo hacemos nosotros para que solo tengas que pedir online y recogerlo el día de entrega.

Por otro lado, agradecemos que optes por este modelo de consumo, que evita la desorbitada cantidad de alimentos desperdiciados que se producen cada día y reduce nuestro impacto ambiental. Pidiendo online, el listado es más amplio y te damos la facilidad de pedir desde casa.

Perteneciendo a nuestro grupo de consumo ahorras tiempo y dinero. 

Regístrate y empieza a pedir con nosotros

Para poder pedir con nosotros debes registrarte en la web en el apartado de tienda en el menú de inicio.  Añade tus datos y recuerda tu nombre de usuario y contraseña (con mayúsculas y minúsculas) para poder acceder cuando quieras .